Tambor de lavadora desenganchado: ¿qué hacer? Consejos útiles para intervenir

En las mejores lavadoras, puede ocurrir que se oiga un ruido extraño durante el funcionamiento, seguido del bloqueo del tambor y la interrupción del proceso de lavado.

Normalmente, el tambor contiene la ropa que se va a lavar, y hace giros durante los programas que has establecido, para permitir que se lave. Sin embargo, puede ocurrir que el tambor deje de girar repentinamente, y cuando esto ocurre significa que la lavadora no funciona correctamente.

Si notas una ralentización, es probable que esté a punto de producirse un fallo. El problema puede estar relacionado con varios factores, pero normalmente se trata de correa dañada, especialmente cuando la lavadora está muy usada y tiene «cierta edad».

En este caso, el primer paso es intentar sustituir la correa, evitando que se rompa definitivamente, o comprobar que el problema no depende de una avería del motor. También en este caso, puedes proceder a una sustitución.

¿Por qué se suelta la cesta?

Lo único que tienes que averiguar es la razón por la que el tambor está desencajado. El problema puede solucionarse intentando reparar la avería, una vez identificada, y en los casos más extremos puede ser necesario tener que comprar un aparato nuevo.

Uno de los problemas más comunes que hacen que el tambor se desenganche, provocando un bloqueo, es una correa rota. Puedes comprobar si éste es el problema, de una forma muy sencilla: girando la cesta con la mano y si notas que está libre y no ofrece ninguna resistencia, significa que la correa se ha roto y hay que cambiarla.

Para sustituir la cinta, basta con desconectar la alimentación de la lavadora, buscar el panel extraíble que se encuentra en el lateral o en la parte trasera del aparato. Una vez retirado, tendrás una visión completa del interior de la lavadora. Coge la correa rota y quítala para sustituirla por la nueva, teniendo cuidado de hacer girar la polea, como harías con una cadena de bicicleta.

Cierra el panel, vuelve a conectar el cable a la toma de corriente y programa un primer lavado para comprobar que el tambor ha vuelto a funcionar normalmente y que todo está en orden. Si el problema persiste, lo mejor es contactar con un experto.

¿Qué hacer si el problema es del motor? Consejos útiles

Como hemos dicho, ante un bloqueo y desbloqueo del tambor, el problema puede ser una rotura de la correa, pero también por un mal funcionamiento de la polea o del motor de tu electrodoméstico. Una vez comprobado que se trata de las dos primeras, sólo te queda averiguar si el problema está en el motor.

Por lo tanto, abre la puerta, intenta girar la cesta con una mano. Si permanece inmóvil, independientemente del sentido en que lo gires, o si sólo hace un ligero movimiento, el problema está probablemente en el motor.

Para estar aún más seguro, tienes que acceder a la parte trasera de la lavadora y comprobar que no hay nada atascado entre la polea y la correa, para que el tambor pueda bloquearse y liberarse. Si todo está en orden, el motor es el posible problema.

Cuando la cesta no gira, ni siquiera con maniobras manuales, tienes la prueba de que el problema es el motor y debes llegar a él para intentar girarlo. Si incluso esta prueba no da los resultados deseados, probablemente esté fundido. Para realizar estas operaciones de verificación siempre es bueno desconectar la corriente y llevar la cinta hacia el exterior. Al girar la correa hacia el lado del que se ha desprendido, deberías poder girar el tambor, porque la correa ya no ayuda al motor a funcionar.

El paso del tiempo, pero también el desgaste, pueden comprometer el funcionamiento del motor de cualquier lavadora del mercado, y esto puede hacer que el tambor se desenganche y se bloquee. El motor o la pieza rota puede sustituirse retirando el motor antiguo tras desconectar la alimentación.

Ejerciendo una presión hacia fuera y moviéndolo lentamente de un lado a otro, intenta sacarlo. Desenrosca los tornillos que bloquean el motor y vuelve a colocarlo. Si crees que es un trabajo demasiado complicado, ponte en contacto con un experto especializado en la reparación de aparatos fuera de garantía.

El bricolaje a veces puede empeorar la situación cuando no se entiende bien el motivo de la avería. En cambio, un ojo experto podrá identificar el problema y dejar tu lavadora como nueva.

Related Stories

Llegir més:

Idea para regalo: Ukelele personalizado

Cada vez más valoramos y apreciamos los regalos hechos con amor, no aquellos que...

Streaming de MotoGP: los mejores sitios para ver la...

¿Te preguntas dónde ver las carreras de MotoGP en...

Cómo encontrar las mejores tarjetas de pago para empresas...

Elegir cómo gestionar tus cuentas y finanzas es una decisión frecuentemente compleja. Las...

Android Marshmallow: qué es, cómo funciona y ventajas

Cada vez que se actualiza Android, trae consigo mejoras que ayudan a que...

Cómo organizar una mudanza económica: consejos y sugerencias

La mudanza es una de las actividades más complejas a las que te...

Cámaras de vigilancia: las mejores, rankings, opiniones y precios

Una cámara de vigilancia te permite controlar lo que ocurre dentro y fuera...