El éxito de Internet, entre el Coronavirus y la transformación digital

En el último año, el auge de los servicios digitales ha contribuido a minimizar los efectos de la pandemia del Coronavirus, ofreciendo una alternativa al cierre de tiendas y negocios, al menor número de trabajadores in situ y al distanciamiento de las familias que se hizo necesario para reducir los contagios. El proceso de transformación digital se ha acelerado considerablemente en 2020, permitiendo recuperar parte del retraso registrado por nuestro país en los últimos años.

Incluso la Próxima Generación de la UE , el programa del fondo de la Unión Europea para relanzar la economía de la eurozona, se centrará en la transición energética y la transformación digital. Según Vittorio Colao, nuevo Ministro de Innovación y Transición Digital del gobierno de Draghi, alrededor del 20% de los recursos se destinarán a intervenciones de digitalización, por un valor global que debería superar los 40.000 millones de euros.

Los retos a los que hay que enfrentarse son numerosos y complejos, teniendo en cuenta que para apoyar una Europa digital será indispensable rediseñar toda la infraestructura comunitaria. Sólo así será posible no quedarse atrás, actualizando todo el contexto socioeconómico al nuevo escenario tecnológico mediante la modernización e integración digital de todos los sectores.

Lo digital: de la salvación en la era Covid a la oportunidad para la reactivación

Durante 2020 y en estos primeros meses de 2021, los servicios digitales han ayudado al sistema económico, permitiendo a las empresas seguir vendiendo y a los consumidores comprar los productos y servicios que necesitan. Esto ha sido especialmente importante para las necesidades más urgentes, como la compra de medicamentos en línea o la asistencia médica a distancia, pero también los sectores relacionados con el entretenimiento de los videojuegos han permitido aceptar el aislamiento social con mayor serenidad.

Actividades como la transmisión de audio y vídeo, los juegos de azar o las apuestas en línea han hecho que sea menos estresante quedarse en casa. En el juego digital, por ejemplo, algunos concesionarios de ADM han empezado a proponer juegos de libre acceso, como las máquinas tragaperras gratuitas propuestas por Casinosulweb.it, una forma de entretener a los aficionados limitando fenómenos como la ludopatía y la ludopatía.

Muchos restaurantes han comenzado a vender en línea a través de plataformas de entrega, evitando el colapso financiero total durante las fases más delicadas de la emergencia sanitaria y las posteriores restricciones sociales. Hasta ahora, lo digital ha sido la salvación para muchas empresas, profesionales y trabajadores, pero también para los ciudadanos particulares y las familias, que pueden pasar su tiempo en casa de forma menos estresante y comunicarse con los miembros aislados de la familia.

En esta segunda fase la transformación digital será más desafiante, ya que habrá que pensar en el relanzamiento del propio negocio, construyendo un modelo de negocio más moderno. Hoy en día la gente está acostumbrada a los servicios digitales, por lo que no se trata de un fenómeno pasajero, ya que en muchos casos las interacciones con los clientes se seguirán gestionando online incluso después de Covid-19, un reto que hay que afrontar con la mentalidad adecuada para no quedarse atrás en un mundo digital cada vez más competitivo.

Transformación digital: ¿qué esperar en los próximos años?

El impulso procedente de los fondos europeos acelerará aún más la transformación digital, para garantizar que los países de la eurozona puedan labrarse una posición de liderazgo en la escena mundial. La innovación tecnológica irá de la mano de la transición energética, para la construcción de una sociedad más ecológica, autosuficiente en cuanto a la producción de energía y moderna, para reducir la contaminación, combatir el cambio climático y promover la creación de nuevos empleos.

Los países europeos están llamados a integrar importantes evoluciones tecnológicas, como el 5G y las conexiones de fibra óptica, las redes blockchain, los ordenadores cuánticos, los sistemas de inteligencia artificial y los nuevos microprocesadores de alto rendimiento. El papel de las instituciones públicas será crear las infraestructuras indispensables para el desarrollo de una economía digital y verde, mientras que el de las empresas será adaptarse al cambio y estar preparadas para aprovechar las nuevas oportunidades.

Para los ciudadanos, las posibilidades serán numerosas, ya que gracias a la transición digital y energética podremos vivir en una sociedad más limpia y conectada, con mayor accesibilidad a los servicios por parte de toda la población, independientemente de su ubicación geográfica. En este contexto, Covid-19 representa no sólo un drama sanitario, sino también una oportunidad de seguir un camino indispensable para proteger el Planeta, teniendo el valor de tomar decisiones que han sido pospuestas durante demasiado tiempo.

Related Stories

Llegir més:

Idea para regalo: Ukelele personalizado

Cada vez más valoramos y apreciamos los regalos hechos con amor, no aquellos que...

Streaming de MotoGP: los mejores sitios para ver la...

¿Te preguntas dónde ver las carreras de MotoGP en...

Cómo encontrar las mejores tarjetas de pago para empresas...

Elegir cómo gestionar tus cuentas y finanzas es una decisión frecuentemente compleja. Las...

Android Marshmallow: qué es, cómo funciona y ventajas

Cada vez que se actualiza Android, trae consigo mejoras que ayudan a que...

Cómo organizar una mudanza económica: consejos y sugerencias

La mudanza es una de las actividades más complejas a las que te...

Cámaras de vigilancia: las mejores, rankings, opiniones y precios

Una cámara de vigilancia te permite controlar lo que ocurre dentro y fuera...